¡SUSTO! Depilar su zona íntima casi le cuesta la vida a esta mujer

17th May 2017 - Salud

Una simple depilación de su zona íntima casi le cuesta la vida a Dana Sedgewick, una mujer de 44 años oriunda de Sheffield, Estados Unidos.

Creditos de la imagen: twitter

Para un paseo a la playa, decidió depilarse con una rasuradora nueva toda la zona del bikini y en uno de los poros se le hizo una pequeña espinilla.

"Al igual que muchas mujeres, traté de mantener una línea del bikini aseada y limpia. Así que me depilé rápido con una nueva maquinilla de afeitar. A menudo me dan erupciones cuando me afeito, pero no tenía idea de que esta pequeña espinilla casi me costaría mi vida", afirmó en una entrevista.

Públicidad

Dos días después de depilarse, Dana empezó a sentirse mal, mareada y decidió ir al médico, quien le recetó antibióticos y le dijo que se le había hecho una infección. Ella se fue para su casa creyendo que todo estaba bien.



Ese mismo día, su hija la encontró tirada en la cama. Había entrado en shock, sus piernas empezaron a ponerse rojas y posteriormente negras y tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital.



La mujer ingresó a Cuidados Intensivos. Los médicos determinaron que se trataba de una bacteria y debían retirarle la mayor cantidad de piel en descomposición que tenía, para poder salvarle la vida.



"En el momento en que llegué al hospital, mis piernas estaban cubiertas de negro, era como carne podrida", recordó.



Los especialistas solo daban 30% de posibilidades de que Dana sobreviviera. Su cuerpo estaba infectado, sus riñones le fallaron y su corazón se detuvo cuatro veces, según el diario británico Daily Mail.

"Cuando desperté, mis piernas estaban cubiertas con vendas y no tenía ni idea de lo que había sucedido. Pensé que había sufrido un accidente de coche, pero cuando el cirujano me preguntó si recordaba que me había afeitado, de repente me acordé de la herida que se me hizo en la línea del bikini. Me dijo que la herida en la ingle se había infectado, y yo había tenido mucha suerte de sobrevivir", explicó.

Fue trasladada a una unidad especial en quemaduras y cuando ella vio las marcas en sus piernas sufrió mucho.

"Fue horrible. Todos mis músculos se habían podrido, y tenía un cráter en la piel cerca de la ingle. Me sentía como que iba a vomitar, pero sabía que podría haber sido mucho, mucho peor. Pude haber perdido mis piernas o muerto", expresó.

Dana pasó mucho tiempo en el hospital y en los últimos cuatro años le han practicado 21 operaciones para reparar el daño en su piel. Tuvieron que hacerle injertos de la piel de su espalda y los médicos le dijeron que nunca más volvería a caminar.

Sin embargo, esta madre de tres hijos sabía que tenía que luchar y se apoyó en un par de muletas para empezar a dar pasos.

"Sentía como que no era mi cuerpo. Sin embargo con el apoyo de mi esposo, llegué a ver las cicatrices como un recordatorio de lo valiente que había sido y la suerte que tenía de sobrevivir. Es increíble pensar que un pequeño poro afeitado me pudo haber matado", mencionó.

Ahora, disfruta cada día su vida, con su esposo y sus tres hijas.

Con informacion de: crhoy.com



Relacionados


Publicidad

Lo Ultimo